Las Redes Sociales como instrumento de ventas


Tal vez no hay una herramienta de ventas más poderosa en Internet que las redes sociales. Cuando se utilizan correctamente por empresas y marcas, sitios como Facebook, Twitter, LinkedIn y Pinterest pueden convertirse en herramientas de ventas eficaces y rentables.

El desafío con la venta de comercio electrónico es que hay tantos ángulos diferentes que puede perseguir. Hay marketing por correo electrónico, marketing de contenido, publicidad pagada, blog de invitados, páginas de destino, sitios de comercio electrónico, SEO, diseño web estratégico y muchas otras estrategias y enfoques individuales.

El mayor problema es que las empresas y los vendedores se distraen. En lugar de poner el énfasis en las ventas, el enfoque se extiende a través de múltiples áreas diferentes. Cuando esto sucede, un negocio puede ser fácilmente detenido en su camino. La respuesta a este costoso dilema es perfeccionar las herramientas de ventas que realmente funcionan y acabar con las que no.

Cuando se pone así, suena simple. Sin embargo, tan pronto como comience a evaluar sus propios datos y campañas de ventas, rápidamente se dará cuenta de que no está seguro de qué herramientas son las mejores. Bueno, lo más probable es que las redes sociales aparezcan en algún lugar cerca de la parte superior de la lista.

5 de las mejores maneras de utilizar las redes sociales como herramienta de ventas

No sería prudente asumir que todas las empresas pueden prosperar con las mismas estrategias, pero muchos pueden encontrar el éxito aplicando los siguientes consejos y ajustándolos para que se adapten a sus campañas y restricciones existentes.

Comience con perfiles

Cuando los clientes o usuarios están interesados ​​en aprender más sobre su negocio y lo que tiene que ofrecer, lo primero que harán es escribir su nombre en Google. Si te gusta o no, tu perfil de Facebook se mostrará en uno de los primeros resultados de búsqueda. Y porque la gente está familiarizada con Facebook, ese es uno de los enlaces en los que es más probable que hagan clic. Teniendo esto en cuenta, debe incorporar enlaces a su sitio web y páginas de ventas relevantes. También debe verificar que su información de contacto es correcta y alentar a los usuarios a llegar a usted.

Mientras estás revisando tu perfil de Facebook, también es una buena idea centrar tu atención en tus perfiles de Twitter y LinkedIn. Mientras que éstos no atraerán siempre tanto tráfico, aparecerán en resultados de la búsqueda y usted necesita cerciorarse de que coordinen con su página de Facebook.

No obtendrá muchas ventas directas de sus perfiles, pero sirven como una introducción. Un perfil poco desarrollado hará que los usuarios se alejen, mientras que uno bien estructurado los llevará suavemente a la siguiente fase del embudo de conversión.

Dirigir tráfico a las páginas de destino

Algunas empresas tienen un gran éxito con la conducción de tráfico de los medios de comunicación social a las páginas de destino y luego a una lista de productos. Sin embargo, la gran mayoría de los usuarios sociales no están interesados ​​en hacer clic en varias páginas para realizar una compra. Han sido entrenados para responder a las ventas rápidas y fáciles – no largos procesos de pago. Es por eso que debería considerar vender directamente desde sus páginas de destino.