Buscar
  • Oswaldo Martinez

La Inteligencia social le devuelve la humanidad a la tecnología


Cualquier buen vendedor le dirá que construir una relación sólida con su cliente requiere una buena conversación: conózcalo, escuche lo que necesita y ofrézcale lo que quiere. Pero la dependencia cada vez mayor de los profesionales del marketing en la tecnología para identificar, orientar y engatusar a los clientes prioriza el volumen de datos sobre la comprensión real del cliente. La inteligencia social equilibra la escala. Al recopilar y analizar los datos sociales, una práctica de la inteligencia social no solo le proporciona una mejor comprensión de quiénes son sus clientes, sino que también revela lo que necesita y, en última instancia, lo ayuda a entregar lo que desea. En resumen, los datos sociales son la mejor manera de hacer que la humanidad vuelva a las ideas de los clientes, y la inteligencia social es la práctica que lo llevará hasta allí. Forrester define la inteligencia social como:

La gestión y el análisis de datos de clientes de fuentes sociales, utilizados para activar, medir y recalibrar programas de marketing y negocios.

El objetivo final del marketing es resolver las necesidades de los clientes a través de experiencias de marca inmersivas. Las empresas deben esforzarse para que cada punto de contacto entre la marca y el consumidor sea un intercambio auténtico y bienvenido, y no un truco de marketing. Para lograr este objetivo, las empresas deben alimentar esta poderosa información social humana en prácticas de inteligencia de negocios robustas y de toda la empresa. Y por muy intuitivo que parezca, el futuro a largo plazo de la inteligencia social es tan crucial para las operaciones comerciales que, al igual que la tecnología social en general, abandona su autonomía y se convierte en una práctica fundamental en toda la empresa.

#inteligencia #cliente #soluciones #negocios #tecnologia

0 vistas

© 2015 by Nextech